Cajón de cobro automático la Solución para la gestión del efectivo

Tener un cajón de cobro automático proporciona al negocio una serie de ventajas como las que comentamos en este artículo.

Cajón de cobro automático

Control total

La implementación de CashGuard cambia por completo la forma de manejar el efectivo. Los cajeros ya no tienen flotadores personales. En su lugar, cada caja con un sistema CashGuard tiene su flotador de efectivo. El sistema cuenta directamente cada moneda y billete a medida que se paga con ellos.

Obtendrá información instantánea y en tiempo real sobre los niveles de efectivo a nivel de caja, tienda o cadena. Mejor control financiero e informes más precisos.

Puede controlar activamente los niveles de efectivo según sus necesidades, reduciendo los costes de compra de CIT y cambio.

Mejor servicio al cliente

Cuando los cajeros ya no tienen que contar el efectivo, pueden dedicar toda su atención a los clientes. Dado que los pagos con CashKeeper son hasta un 30 % más rápidos que con un cajón manual, se consiguen colas más cortas.

Los cajeros ya no están atados a la caja para custodiar el efectivo, por lo que pueden dejar la caja y ayudar a los clientes o realizar otras tareas durante los periodos lentos.

Un personal flexible y orientado al cliente mejorará su servicio, creando clientes satisfechos y fieles.

No más robos ni hurtos

El efectivo está asegurado en la caja, lo que hace imposible los robos y atracos.

Con el recuento automático del efectivo, se acabaron las mermas y las discrepancias, el efectivo es el correcto en todo momento.

Usted ahorra dinero y gana cajeros más contentos que ya no deben preocuparse por los robos o por ser acusados de robar.

No pierda su tiempo, pruebe una caja registradora rápida y ágil
El manejo manual del efectivo requiere varias horas cada semana para los preparativos y el recuento. Con CashKeeper ese tiempo se reduce en un 50%.

El gerente del negocio sólo debe recoger los billetes altos del sistema por la noche y quizás reponer algo de cambio para el día siguiente. Eso es todo.

Para la recogida de efectivo, todos los billetes ya están contados y sólo hay que meterlos en la bolsa. El cajero ya no tiene ninguna tarea relacionada con el efectivo

 

Comentarios

  • Aún No hay comentarios.
  • Agregar un comentario