0
Uncategorized

Se descubren bacterias en Sierra Nevada que alargan vida de los alimentos refrigerados

By mayo 7, 2019 No Comments

En las zonas más altas de Sierra Nevada habitan unas bacterias capaces de conservar los alimentos refrigerados por más tiempo.

 

Estas bacterias solo viven en algunos lugares como glaciares, son unos microorganismos que se adaptan a la perfección a ecosistemas con muy bajas temperaturas.

 

Investigadores de la empresa de biotecnología Docma, grupo Bio 160 de la Universidad de Granada y del Instituto de Ciencia de los Alimentos de la Universidad de Kemerovo, Siberia y la empresa rusa Prosvet han sido los encargados de recoger las muestras de agua y la exudación de plantas que se han ido recogiendo en terrenos de Sierra Nevada.

 

Lo que pretendían con estos estudios era conocer estos microorganismos para poder usarlos para luchar contra otros microorganismos patógenos tanto para animales como para los humanos.

 

El director del departamento de microbiología de la empresa Docma y miembro perteneciente al grupo Bio 160 de la Universidad, ha catalogado la investigación de manera positiva por los avances realizados.

 

Han podido caracterizar conjuntos de mircoorganismos que en conjunto pueden conseguir luchar contra los efectos perjudiciales de otros, llegando a poder retrasar la descomposición de los alimentos, incluso cuando están en un congelador.

 

Aunque la mayoría de personas piensen que al meter los alimentos en un congelador ya paralizamos el proceso de descomposición de éstos, la realidad es que hay bacterias que sobreviven a las bajas temperaturas de un congelador y siguen con su función de ir descomponiendo los alimentos.

 

Es aquí donde entran en juego las bacterias que viven en Sierra Nevada, los cuales después de haberlos sometidos a diversas pruebas han podido caracterizar diversos compuestos útiles desde un punto de vista comercial.

 

La peculiaridad de estos microorganismos con respecto a otras soluciones destinadas a la conservación de los alimentos congelados es que estas bacterias sí que son resistentes al frío, pues es su hábitat natural.

 

Los científicos catalogan a Sierra Nevada como un entorno único en el mundo, ya que estas bacterias tienen que adaptarse a las bajas temperaturas del invierno y luego soportar las temperaturas tan altas en los meses de primavera y verano. Este hecho es el mismo que sufren los alimentos que se introducen en el congelador.

 

Leave a Reply