Qué ver en SevillaSevilla

Secretos de La historia de La Giralda

By agosto 14, 2019 No Comments

Cuando se trata de obras arquitectónicas famosas, no podemos excluir de ninguna manera a La Giralda. Una maravillosa torre campanario ubicada en la Catedral de Santa María de la Sede. Siguiendo esta línea, La Giralda es reconocida como una de las más grandes maravillas arquitectónicas de la historia. Por tal razón, es uno de los atractivos turísticos más populares de la ciudad de Sevilla, en la comunidad andaluz.

En este artículo, te revelaremos datos importantes sobre la historia de este increíble campanario. De esta forma, podrás sorprender a tus acompañantes en tu visita.

El período almohade

La historia de construcción de La Giralda inicia durante el llamado período almohade. Llamado así debido a que, durante esta época, el Imperio Almohade, proveniente de Marruecos, tomaron el control de Sevilla. La cual se convirtió en la capital de Al-Ándalus, el nombre que recibía en ese entonces la Península Ibérica. Como consecuencia de este hecho, se realizaron diversas construcciones en la ciudad.

Siguiendo esta línea, se ordenó la construcción de una mezquita, la cual inició en 1172. En el lugar donde está ubicada la actual catedral. La primera vez que se utilizó esta mezquita fue en 1182. El estilo arquitectónico de esta, imitaba el de la mezquita de Córdoba. Pero, la estructura en el nivel de la planta, era como las de dos mezquitas de Marruecos. Conocidas con el nombre de Marrakech y Tinmal.

En este mismo sentido, para 1183, Al-Ándalus comenzó a ser asediado por ejércitos portugueses y castellanos. Por tal motivo, el califa Abu Yaqub Yusuf se dirigió a la ciudad de Sevilla. Así, el 26 de mayo de 1184, solicitó la construcción del alminar (torre) de la mezquita. La construcción del alminar terminó muchos años después, luego de paros intermitentes.

El período cristiano

Continuando con lo anterior, en el año 1248, ocurrió la Reconquista de Sevilla, por parte de Fernando III el Santo. De esta manera, la mezquita fue bautizada como un templo cristiano. El alminar de la mezquita, estaba adornado con cuatro bolas doradas, las cuales estaban ahí por orden de Abu Yaacub Al-Mansur. Sin embargo, debido a un terremoto ocurrido en 1356, las bolas cayeron y no fueron repuestas.

En el siglo XVI, Francisco Pacheco, un erudito de la época, realizó un programa iconográfico. Que consistía en pinturas murales para decorar La Giralda. De esta forma, se contrató a Luis Vargas para la realización de dichas pinturas. Otra fecha importante en la historia de La Giralda, fue 1557. Año en que se hizo una convocatoria para un concurso. Que tenía la finalidad de sustituir al Mayor de la catedral, Martin Gaiz, quien había fallecido.

Es así como resulta seleccionado Hernan Ruíz, quien diseñó un modelo completo para la renovación de esta torre. Las obras de esta remodelación estuvieron acabadas para 1565. La punta de la torre contaba con una estatua, que funcionaba como una veleta. Años después, esta estatua pasó a recibir el nombre de Giralda, debido a su función giratoria.

Los mejores alojamientos en el Centro Histórico de Sevilla

La Giralda hoy día

Actualmente, la Giralda es una de las obras arquitectónicas más importantes a nivel mundial. Tanto así, que, en 1987, fue catalogada como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Cuenta con una altura total de 104,1 metros de altura. Siendo más alta de que la Torre de Pisa, de 55,8 metros. Y el Big Ben, de 96,3 metros. Lo que la convierte en una de las torres más altas e importantes del continente europeo.

De igual forma, La Giralda ha sido la inspiración para muchas otras torres que fueron construidas en diferentes países. Tales como Polonia, Estados Unidos y Rusia. Finalmente, te invitamos a que la visites un día. ¡No te lo puedes perder!

Leave a Reply